http://dianarios.net

Enrique Tamayo.

Espana

Foto poemas y relatos breves, que comienzo a escribir durante mis vacaciones de verano del año 2011. Nunca antes había escrito ninguna poesía y apenas las había leído, seguramente pueden parecer simples palabras, pero son letras que me salen del *corazón* Poemas de lugares*, sueños*, añoranzas vividas*, rincones del pensamiento y sencillas letras que ayudan a vivir un poco mas entretenido y relajado. Letras del ambiente rural, de la vida en la ciudad, de la naturaleza el amor y los sueños*, los que nunca deben… faltar.!

Poemas tardíos… EL BLOG: www.poemas-tardios.com Correo: entaxibo@gmail.com Foto poemas y relatos breves, que comienzo a escribir en el verano del año 2011.

 

 

Para escuchar la entrevista con” El MaestroEnrique Tamayo Borras”, solo haz clik en los links de enseguida, y colócalo en el volumen que gustes..

 

EnriqueTamayoBorras1

EnriqueTamayoBorras2

EnriqueTamayoBorras3 (1)

EnriqueTamayoBorras4

Mi vida!!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Poema 161. Parte de ti.

Extraña ausencia me enredó de ti
al vagar tus calles se apoderó de mí
traté de escalar la alcoba de tu deseo
al aferrar como garras en un abismo
la angustia amarga de mis recelos.

 

Parte de ti viviría en mi conciencia
al demoler una muralla desconocida
osadía de abrir la sima de mi escozor
al volcar en vacíos de una existencia
el ser yo parte y mendigar de amor.

 

Parte de ti sería el futuro recuerdo
como sierpe al constreñir tu vientre
estrujando mi mente en el desespero
idealizando denostada certidumbre
en que palpitó la pasión delirante.
 
Parte de ti fue un continuo dilema
saber revolcarme en tus primaveras
sin llegar a penetrar en tu desfiladero
de rocas que tropiezan de despechos
al desprender sollozos en mi pecho.
 
Parte de ti se precipitó en mi dilema
como gotas al sangrar de impaciencia
parte de ti se fundiría en mis entrañas.
Nada perdura en espejos de mi aurora
al aflorar en ti aquel tiempo vencido.
 
 
*

Poema 160. Mi mundo.

Mi mundo solloza al lograr prestarme
al vasto designio de mi falsa moralidad
indecible terquedad al llorar tu ausencia
cuando bajé por la vereda de tu silencio
en peldaños inservibles de tu vanidad.

Mi mundo sonríe cuando te recuerdo
enardeciendo luces de aplacada tristeza
extraña parodia de día gris y extraño sol
en mi alma sutil de almohada que gime
apareces como sábana de mi fatalidad.

Mi mundo es tu gozo y es mi sombra
ríe y llora sin hallar la luz de mis horas
guiaste la mentira de mi entraña sombra
queriendo apartar y exhalar tu despecho
al acercar a mí el saciar de tus anhelos.

 

Mi mundo es ausencia y es encuentro
es la hiel amarga y deseo tierno y fresco
inservible alianza en acomodar un riesgo
alejando de ti… mis bellos pensamientos
cuando gime el amor desde tu silencio.

 

Mi mundo eres tú en afable aposento
mi mundo es doble y clava dos silencios
es lo que rodea y abraza mi pensamiento
eres tú… en un amor de amargo secreto
Soy yo, que te busco y no te encuentro.

Enrique Tamayo Borrás
a 12/01/2013.

*

Poema 159. Las musas de mi niebla.

 

Volví a pasear por lúgubre paisaje
en caducas hojas del sueño dormido
Allí donde hallé aclarar mi memoria,
donde tropecé en recuerdo desusado
ilusión de aquel eterno enamorado.

Frío interior en gris del desencanto
rayos de luz en mi equivoco espacio
Entre rozar tus labios con dolor partí,
hacia viaje sempiterno dolido me fui
ostracismo de amante… amagar en ti.

Bajo álamos de rumores apagados
escondo rencor de cobijos confiados
Sin percatar eco de gráciles gemidos,
de tu bruma sombría quedó mecido
el vasto sueño… que me sujetó a ti.

 

Inmóvil en candor de boira sedosa
recordé el beso que prometió existir
Ser muro de piedra y poderlo sentir,
cuando pobre de besos muero sin ti
sin ocasos que alejaron… mi sufrir.

 

Por qué este verso que me castiga
por qué se derrumba el poema sin ti
¿Es qué no hallé senda del encuentro?
Vacío sendero que olvidan palabras
de musa te despides sin saber de ti.

Enrique Tamayo Borrás
a 30/12/2012.
*

Poema 158. Fuiste la luz de mi rastro.

Por qué me obstiné en pisar tu rastro
si inerte seguí sobre ti como una senda
llegué a descubrir el signo de tu indicio
al atrapar lucidez en tu llama apagada
y aliviar mi lecho de amor y de tacto.

 

Por qué dejé mi llave y abrí tu puerta
al dormir en alerta la soledad arreciada
lúcido amagué las cárceles de la murria
en ánimo de subir estribos de tu abrigo
oculté en ti las brechas de mi carcoma.

 

Por qué recobrar mi cruda temeridad
al despertar la línea plana y moribunda
pulso sereno en eco perenne de mi hado
donde noté el latido árido de tu órgano
origen latente en los limbos de mi ser.
 
Por qué siempre seré en ti una huella
sin hallar el camino al desvelar tu paso
inútil futuro de dúctil y sometido perfil
afanado en halagar letras de tu mentira
hecho que destapó mi trémula locura.
 
Melancólica tarde del tiempo perdido
infranqueable de un por qué sin sentido
porque el amor no tiene nunca pregunta
y mi respuesta ni tan siquiera fue amar
sin lastimar el por qué de una réplica.

Enrique Tamayo Borrás
a 12/12/2012.
*

Poema 157. Ocultas madejas.

Aguardé en hastío un rubor vespertino
simulé ser un actual cordero inadvertido
resurgí como magma en grieta durmiente
me sentí lazarillo de existencia mezquina
entre un labio de abismo y de serpiente.

 

Árido de sentido en un amargo desaire
bebí los zumos de la presente hipocresía
recorrí por callejuelas de amores de peaje
silbé la sintonía de una tímida estupidez
sin saciar las pobres musas de mi trova.

 

Ya nada espero en este baile de títeres
me quedé al alivio de amores sin límites
arropé mis sábanas y presumí de la nada
machacando el espíritu de la decadencia
asfixié mis creencias de manejada tribu.
 
Laberinto existencial de lóbrega salida
delirante febril sin acatar lo establecido
certeras fatigas de un envuelto fariseísmo
me convertí en cordero de benevolencia
confianza que tembló como un seísmo.
 
Corta e incompleta vida de un asombro
buscando amores en laberintos de cristal
señalaré las salidas de un mundo material
cerrando las puertas de ánimos desnudos
al atrapar mis lazos en ocultas madejas.

Enrique Tamayo Borrás
a 26/11/2012.
 
 
 
*

Poema 156. Abstracción del cautivo.

Atrevido procaz en precipitar mi cita
malévolo descaro salpicarte de codicia
evité entrar al laberinto de la indolencia
arrojando el salvavidas de tu serenidad
al amagar la incuria de mi conciencia.

 

Quizás no fue el propósito más certero
desatinar en la diana angosta de tu lírica
desatar de la elegía… el verso de una oda
sin alabar en la quimera de su envoltura
siendo el iluso de la infecunda comedia.

 

Agitar de la calma mi delirante frenesí
torné ebrio el desvarío al poner en solfa
enfureció mi alma y extirpé lo que ofrecí
no fue tan solo utopías de la abstinencia
eran crueles realidades de la existencia.
 
Asumí la encrucijada de sus vértebras
mis párpados eran orillas de su siembra
semilla del recelo en caricias y contornos
hicieron de mi ilusión el síntoma certero
intriga y amor en intolerante requiebro.
 
Obscenas flores entre pétalos de arena
escocía el alma al posponer mis auroras
epopeyas en gesta abstracta de mi odisea
al querer retorcer este amor de mutismo
invoqué de tu afán mi cruel cautiverio.

Enrique Tamayo Borrás
a 23/11/2012.
*

Poema 155. Ardió la letra del amor.

Escribí en la hondura de mi desvarío
época en que lucías en mi reflejo diario
laceró la herida al supurar mi despertar
sería sal de lágrima o sería vacío sin más
quizás la congoja y el reflejo de pensar.

 

Malgasté tinta y acicalé mi conciencia
olvidé mi musa al descarrilar mi mente
escribí en la sábana amante que imaginé
umbral del viento en rendija de soledad
deseché el boceto de obscena analogía.
 
Me relamí en letras de musa ardiente
hacer prender el secreto de tu altanería
creer postular en las dichas de tu mente
escribir mis versos en ceguera delirante
al inspirar de ti y describir tu vanidad.

 

Fue letargo distante de amor ambiguo
logré reflejarte en letras de tu intimidad
fluidas palabras en hondura de lo herido
frialdad en la intención ante un estigma
escribir en el papel un calco malherido.
 
Ardí bajo el fuego pasajero de tu amor
como un fósforo consumido de mi ardor
abrasó tu lumbre hasta alcanzar mi yema
mas no te bastó tan solo con fuego lento
tuviste que quemar en todo mi cuerpo.

Enrique Tamayo Borrás
a 16/11/2012.
 

 


……………………………………..

 

 

 

……………………………………..

 

 

 

……………………………………..

 

 

 
…………………………………….

 

 

 

 
…………………………………….

 

 

 
…………………………………….

 

 

 

 

One Comment to "Enrique Tamayo."

  1. dian5057 says:

    Se te da la bienvenida a tu revista "Revista Radio De Las Artes" Esperando todo sea de tu agrado. y esperando que todo lo que hemos colocado, aumente cada día mas el gozo del arte.. Mil gracias por estar en este grupo maravilloso.!

Leave a Reply to dian5057 Cancel reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

<a href="https://plus.google.com/112073164945317698892" rel="publisher">Google+</a>