http://dianarios.net

Fausto Vonbonek

 

Fausto Vonbonek 

Baja California.

La luna es el iceberg   donde chocan mis besos

10314562_10202444780213705_1565296562443592953_n

 

 

Fausto Vonbonek es escritor y poeta. Nació en Mexicali, México, y su obra ha sido premiada en numerosas oportunidades.

Su poemario Nupcias del tiempo fue publicado en el 2006 por Castañeada Libros. En 2007 presentó su trabajo Murmullo de Glorietas que recibió la Mención Honorífica del Certamen “Pedro F. Pérez y Ramirez”, en el ramo poesía. Al año siguiente ocupó el Primer Lugar en el mismo certamen con el poemario Pasión de Sahuaros, editado por la Fundación “Peritus”.

Entre las diversas actividades literarias y culturales, ha coordinado el festival binacional de cine realizado por los Valles de Coachella y Mexicali, realizando, además, el cortometraje “Apocalipsis de Soles” con el apoyo del XVIII Ayuntamiento de Mexicali.

Su obra se difunde a través de su blog PAREIDOLIAS, que ha obtenido el Premio “Cristina Faleroni” debido a la calidad de su contenido, y de la red social Facebook, medios que permiten acceder a poesía profunda y bella.

 

 

 

 

 

 

POESIA

 

La abadía de tus huesos besados al límite 
y más hondamente hasta lo inexplorado
Luego un nuevo confín para ser traspasado 
Y otro borde después y otra orilla que cede
hasta el último extremo en que nunca infinito 
ha traspuesto por lejos y aún más apartado
de lo inaccesible
Luego así sin cautela o el mínimo aviso o
palabra legible aparece el orgasmo
Para entonces es tarde
Miles millones cardúmenes bancos de peces
ya nadan río arriba hasta tus cataratas

 

 

 

x

 

 

 

Siempre otra vez 
para siempre homogéneos 
Siempre el húmedo prisma
que al descomponernos
repara el latido
Siempre vuelvo a tu espejo
Siempre vuelvo a tu rostro
como un corazón repatriado
a una patria en tu boca
y donde el pasaporte
compone mis labios

 

 

 

x

 

 

 

Pesa el amor.
Y es por esa razón que París contradice
al amor para siempre.
La noticia no es más difundida que en suaves menciones.
No tiene importancia.
Es un puente y no más las promesas que han sido su cause.
Ya no es más Pont des Arts un lugar parisino o
la misma París colocó su candado
a los ojos del Sena y de tanto querer
colapsó la estructura.
Los candados serán retirados.
Pero el río —y que conste en las actas—
no devuelve las llaves.

 

 

 

x

 

 

 

Hoy no lloverá.
Otra vez fingiré ser estatua
para arrebatarle a la aurora los rayos del sol
que han nacido primero y que caen en mi trampa.
Lleno mis manos de pájaros aún olorosos al
pan renaciente.
Sólo hay alguien que a diario abre todas las jaulas
para que los pájaros huyan y quede un amante
ocupando el lugar donde había la parvada.
La poesía abre todas las jaulas.

 

 

 

x

 

 

 

dos átomos de hidrógeno y uno de oxígeno
nos enseñaron en clase de química 
que eso era el agua
luego desnudos 
con moléculas hechas a la semejanza
del sueño nublado y los tactos sedientos
reinventamos la fórmula

 

 

 

x

 

 

 

no presagies su cuerpo
no presientas su aroma
no apresures sus labios 
no te asomes ni toques el timbre 
si ves el botón se demora una vida
dentro del botón todavía desvestida
con su lencería perfumada
hay una mujer decidiendo
el vestido para enamorarse

 

 

 

x

 

 

 

como un pájaro que ha atravesado el metal 
me sujeto a tus labios
solamente en tus labios mis besos escapan 
solamente en tu boca mis jaulas se abren 
dejando escapar a través de tus labios
millares de besos que ya han emigrado
hacia la levedad que hace al cielo en tu boca
soltar las estrellas

 

 

 

x

 

 

 

Cuando tuvo lugar tu mirada
volví a ver tu rostro. 
Todavía están mis ojos
adentro en los tuyos 
sin hilo de Ariadna
para que retornen.
Voy cayendo, mi amor,
entre estatuas que al verme en tu espejo
se despetrifican.
Soy la gota de lluvia.
Soy la gota de sangre con que he de
firmar el contrato entre yo y el poema
para poseerte.

 

 

 

x

 

 

 

Pesa el amor.
Y es por esa razón que París contradice
al amor para siempre.
La noticia no es más difundida que en suaves menciones.
No tiene importancia.
Es un puente y no más las promesas que han sido su cause.
Ya no es más Pont des Arts un lugar parisino o
la misma París colocó su candado
a los ojos del Sena y de tanto querer
colapsó la estructura.
Los candados serán retirados.
Pero el río —y que conste en las actas—
no devuelve las llaves.

 

 

 

x

 

 

 

Que tuviese cuidado. 
Que podían despojarme de mis pertenencias.
Dijiste. 
Pero nadie me hurtó salvo la geografía de mis huellas.
Y ha dejado el ladrón una huella que es tuya.

 

 

 

x

 

 

 

dormida
sin pasaportes
sin patria
solamente con la poesía 
y sus listones de organza 
recorrimos desnudos los bordes
y las capitales de cada país
donde sueñas tus manos
y el mundo amanece

 

 

 

x

 

 

 

Esto es así
Como así en el futuro vendrás y vendré
para entonces venirnos
Decir que un lugar
Que otras vidas pasadas pactamos volver
Que dijimos que allá donde marca la cruz
tu humedad y mi espasmo estaría el porvenir
Y es aquí
Donde vienes y voy
Donde vas y me vengo
Donde juntos los dos nos venimos a muerte

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

………………………………………..
 

 

 

 

 

 

 

………………………………………..

 

 

 

 

 

 

 

 

………………………………………..

 

 

 

 

 

 

 

 

………………………………………..

 

 

 

 

 

 

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

<a href="https://plus.google.com/112073164945317698892" rel="publisher">Google+</a>